¿Qué es el Plan de Ordenación Urbana?

¿Qué es el Plan de Ordenación Urbana?

El Plan de Ordenación Urbana es un documento en el que se recoge la normativa urbanística de un territorio. Existe un plan específico para cada Comunidad Autónoma, siempre sujeto a la legislación española en esta materia. ¿Qué se establece en este documento?

¿Qué determina el Plan de Ordenación Urbanística?

El Plan de Ordenación Urbana determina la clasificación de cada tipo de suelo, lo que implica también el equipamiento con el que se puede dotar. Como decíamos, las normas establecidas se acogen a la legislación española, que permite diferenciar el suelo hasta en tres diferentes tipos; urbano, reserva urbana y rústico.

Suelo urbano

El suelo urbano se puede edificar. La ley permite la llegada de servicios como la electricidad, el abastecimiento de agua corriente, el alcantarillado, el pavimentado para la circulación de vehículos y otros servicios básicos. Respecto a este último punto, es muy importante que se disponga de los correspondientes planes de movilidad y transporte.

Suelo reserva urbana

Este tipo de suelo puede llegar a urbanizarse. Está a disposición del Ayuntamiento de cada municipio y, aunque se mantiene sin edificar, podría llegar a estarlo si así se dispone más adelante.

Suelo rústico

Este tipo de suelo no se puede edificar. La ley especifica que este tipo de suelo no es urbanizable, por lo que en principio no se puede construir en él. Sin embargo hay algunas excepciones que quedan al criterio de cada municipio. El Estado permite que cada provincia establezca qué suelo se puede urbanizar y qué suelo no, a su vez, cada provincia concede una libertad relativa en este aspecto a sus municipios.

Habitualmente el suelo rústico forma parte de áreas naturales protegidas, del patrimonio histórico o están al amparo de la ley de costas. Sin embargo, hay propiedades particulares en las que sí se puede edificar algún tipo de construcción excepcional, siempre que se sigan unas pautas. Cada municipio determina esas excepciones.

Consecuencias si no se respeta el Plan de Ordenación Urbanística

Uno de los primeros pasos para llevar a cabo un estudio de movilidad y transporte, es analizar el Plan de Ordenación Urbanística del municipio.

Si se desea construir en suelo urbanizable o someter a una reforma el que ya lo está, es muy importante tenerlo todo bien organizado. Esto requiere un análisis de la densidad del tráfico privado, del espacio público transitable o del transporte público. En Ingartek somos especialistas en la planificación  de calles, carreteras y autopistas para mejorar la movilidad. Contacta con nosotros para más información.