Estudios de movilidad y transporte urbano, en busca de una ciudad más sostenible

Estudios de movilidad y transporte urbano, en busca de una ciudad más sostenible

La sostenibilidad es uno de los principales objetivos actuales de las administraciones públicas, y los estudios de movilidad y transporte urbano son una de las herramientas clave para conseguir dicho objetivo. En Ingartek un equipo multidisciplinar es el encargado de analizar todos los aspectos necesarios en busca de una movilidad y transporte adaptados a las necesidades actuales.

¿Qué se obtiene con un estudio de movilidad y transporte urbano?

Gracias a los estudios de movilidad y transporte urbano podremos saber, con exactitud, el volumen de usuarios de una determinada línea, servicio o modalidad de transporte en distintos momentos temporales. Esto nos permitirá poder realizar una visualización general de la situación, analizar las necesidades actuales y proyectar las futuras mejoras.

En Ingartek, entre otras cosas, somos consultores de tráfico urbano, y, por lo tanto, especialistas a la hora de realizar estudios de movilidad y transporte urbano. En la metodología utilizada para estos estudios se tienen en cuenta estas cuatro etapas:

  • La recopilación de datos y la delimitación del estudio. Definimos los objetivos y vemos los escenarios a los que se quiere dar respuesta.
  • En función de los datos disponibles y una vez analizados, se deciden los modelos más adecuados para la ciudad; estos deben responder a la oferta y la demanda actual y futura.
  • Se construyen escenarios futuros de oferta y demanda de transporte.
  • Se evalúan los escenarios propuestos

La importancia de que el transporte urbano sea público

Si el objetivo final de estos estudios de tráfico es la movilidad sostenible, no hay duda de que el transporte público es la alternativa más eficaz y ecológica para los desplazamientos que se hacen dentro de una ciudad; la emisión de gases es mucho menor. El uso masivo de vehículos privados para los desplazamientos dentro de una urbe colapsa las ciudades, complica la accesibilidad urbana, y las hace más sucias y más ruidosas.

Y aunque esto suele ser más visible en ciudades más grandes y con mayor afluencia de tráfico, los estudios de movilidad y transporte urbano se adaptan a todas las ciudades y necesidades. El transporte público es, sin duda, el sistema más integral para solucionar las necesidades de desplazamientos de personas: el autobús, el tren, el metro y el tranvía son los más utilizados en la actualidad.

No obstante, si el desplazamiento dentro de una ciudad es de corta distancia, existen alternativas al vehículo privado y al transporte público que son, si cabe, aún más ecológicas y sostenibles que este último. Entre estos medios de transporte se encuentran las bicicletas o los patinetes eléctricos que tan de moda están.

Zonas de bajas emisiones

El aumento del uso de estos dos últimos elementos hacen necesaria una reorganización del espacio público, ya que tanto los peatones como las y los usuarios de estas dos últimas realidades de movilidad así lo obligan. Recordad que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana destinará un total de 1.000.000.000 euros dirigidos a municipios para la implantación de zonas de bajas emisiones y a la transformación digital y sostenible del transporte público. 

Las subvenciones estarán dirigidas a municipios de más de 20.000 habitantes, y las solicitudes se deberán presentar antes del 30 de septiembre. Si tienes en mente un proyecto que se adecue a las ayudas o estás desarrollando algún proyecto relacionado, en Ingartek te ayudamos a realizar tu solicitud.

Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a desarrollar tu proyecto. ¡Escríbenos!