Los mejores ejemplos de movilidad urbana sostenible

Ingartek Consulting - Inteligencia en Movimiento

Los mejores ejemplos de movilidad urbana sostenible

Una de las prioridades de los gobiernos europeos es la movilidad urbana sostenible. Por ello, se pretende promover un cambio en la forma de moverse, para así mejorar la vida de la ciudadanía, reducir la contaminación y mejorar la economía. Te mostramos algunas de las medidas que se permiten y se promocionan para lograr una buena movilidad urbana sostenible.

5 ideas de movilidad urbana sostenible

Hay muchas iniciativas que promueven la movilidad urbana sostenible. Todas ellas fomentan la reducción de la contaminación, la mejora de la movilidad y el abaratamiento de los costes de desplazamineto. Presta atención a los siguientes ejemplos.

1. Movilidad inteligente

La movilidad inteligente es uno de los mejores ejemplos de movilidad urbana sostenible. Los dispositivos electrónicos tienen mayor cobertura, más espacio de almacenamiento y mejores tarifas. Por eso, los usuarios utilizan cada vez más aplicaciones para su smartphone, y algunas de estas aplicaciones pueden contribuir a la mejora de la movilidad.

Así, algunas app mantienen informados a los usuarios del estado de las carreteras en tiempo real. Hoy en día se puede ver dónde hay un embotellamiento, saber qué lo está causando y el tiempo de retraso que supone. Esto permite que los conductores utilicen vías alternativas, otros medios de transporte o que cambien el horario del desplazamiento.

También disfrutan de gran aceptación aplicaciones que informan en tiempo real sobre la llegada de servicios de transporte público (autobús, tren…) lo que genera mayor confianza de uso de estos medios de transporte.

2. Estacionamiento inteligente

El estacionamiento inteligente es una muestra de ingeniería de la movilidad sostenible. Existen aplicaciones que permiten ver dónde hay plazas de aparcamiento libres. De este modo se evita el desplazamiento adicional en busca de aparcamiento.

Son muchas las ciudades que han implantado dispositivos que favorecen el funcionamiento de estas aplicaciones. Con este sistema se evita que den vueltas por la ciudad en busca de estacionamiento.

3. Uso de bicicletas en el núcleo urbano

Otra de las apuestas de movilidad urbana sostenible es la bicicleta. Tanto Administraciones Públicas como empresas privadas ofrecen servicios de alquiler de bicicleta, tanto tradicionales como eléctricas.

Al mismo tiempo, se esta potenciando cada vez más la “tranquilización” del tráfico rodado y se van habilitando más carriles bici, para que sea posible circular con mayor seguridad. Con estas medidas se minimiza el riesgo objetivo y la percepción del mimo, aumentándose el número de usuarios y usuarias de este tipo de transporte.

4. Carsharing y carpooling

El carsharing ofrece el alquiler de vehículos dentro de la ciudad. Se distribuyen en puntos estratégicos y no es necesario devolverlos en el mismo lugar.  El carpooling, por su parte, supone la compartición de un mismo vehículo por parte de distintas personas que realizan un trayecto común. La posibilidad del uso compartido, de vehículos y de trayectos, puede reducir el número de automóviles que circulan por las carreteras.

5. Implantación de peajes urbanos

Estos peajes son utilizados como una potente medida disuasoria. Se trata de restringir el acceso rodado al núcleo urbano de una ciudad mediante la implantación de un pago. Algunas ciudades europeas ya han implantado con éxito el sistema en sus centros urbanos.

Estudiar un plan de movilidad urbana con una consultora de movilidad como Ingartek, es la base para lograr implantar medidas eficientes como estas. Ponte en contacto con nosotros, somos una empresa que potencia la movilidad urbana sostenible, para lo que tiene en cuenta ideas innovadoras como estas y muchas otras, orientadas a conseguir un transporte más eficiente. Puedes consultar nuestros proyectos para más información.