Gestión del transporte público en tiempos de crisis

Gestión del transporte público en tiempos de crisis

La gestión del transporte público de Bizkaia también se ha visto afectada en estos tiempos de crisis que estamos viviendo. Desde Ingartek llevamos trabajando en las últimas semanas junto a distintos agentes y administraciones, para que la red de transporte público del territorio siga ofreciendo, en la medida de lo posible, su servicio con normalidad.

No ha sido tarea fácil, ya que los cambios han ido sucediendo día a día, lo que ha supuesto que la gestión del transporte público también se haya tenido que ir adaptando a cada situación con la mayor brevedad posible.

Herramientas ágiles para la toma de decisiones

Planificar la gestión de una red de transporte público por carretera significa determinar qué servicios se han de ofrecer y con qué frecuencia. Pero en una situación como la actual, ha quedado patente, más que nunca, la necesidad de disponer de herramientas de gestión ágiles que provean de información ad hoc en cada momento.

Para dar respuesta a las necesidades actuales ha sido fundamental trabajar de forma coordinada entre distintos agentes para tener adecuada en un corto plazo una oferta de transporte más basada en la seguridad de las personas que en las propias características del servicio.

¿Cómo hemos abordado esta replanificación y el ajuste del servicio? En primer lugar, hemos analizado las medidas detalladas en las distintas órdenes establecidas, tanto por el gobierno central, como por la administración local, con competencias sobre la gestión del transporte público.

Es decir, se han analizado las medidas o requerimientos y se han identificado los indicadores críticos que han de tenerse en cuenta para poder ajustarse a todos esos requerimientos que se establecen. También se ha analizado de qué sistemas se puede extraer dicha información de la forma más automatizada y ágil.

Se han identificado qué agentes son clave en este proceso y se ha establecido un protocolo de intercambio de información mediante un sistema de información compartido. Establecido el canal para el intercambio, se ha procedido a monitorizar la información y a configurar un cuadro de mando alimentado a partir de esa información centralizada. Este cuadro de mando ofrece a las personas que han de replanificar el servicio la información desagregada al máximo nivel para la toma de decisiones.

Se han identificado cinco grandes bloques sobre los que es imprescindible recoger información.

Metodología basada en cinco tareas

Ingartek ha prestado su conocimiento tanto acerca de las características de las redes de transporte, como de la gestión de la información utilizada en su diseño y planificación, para la obtención de indicadores y el tratamiento de la información que permita dar respuestas ante cada escenario. Igualmente, la experiencia acumulada en este tipo de tareas, ha sido un punto importante para centrar la metodología a desarrollar. Las tareas concretas que se han abordado giran en torno a las siguientes áreas:

  1. Diseño de un espacio para el intercambio «ágil»  y “seguro” de información, donde toda la información se encuentra integrada y disponible.
  2. Identificación de indicadores críticos necesarios para cubrir las necesidades de reporte a otras administraciones, así como los indicadores que sirvan para gestionar la oferta en base a la demanda, junto a indicadores que permitan anticiparse a situaciones problemáticas como el contagio entre el personal de conducción, o del personal crítico para mantener el control del servicio.
  3. Definición de los formatos adecuados para el intercambio y gestión de dicha información, de forma que su tratamiento posterior sea inmediato y permita obtener los indicadores críticos.
  4. Construcción de cuadros de mando que permiten visualizar todos esos indicadores críticos para la gestión de la situación, el diseño de la planificación y la elaboración de los reportes.
  5. Generación de las metodologías para la actualización de toda esa información de forma semiautomática, para mantener los cuadros de mando actualizados en el menor tiempo posible.

Todo esto ha sido diseñado sin perder de vista las herramientas de gestión empleadas por los agentes y administraciones.

Implementar medidas

El verdadero valor de esta asistencia radica en la posibilidad de implementar medidas «rápidas» que respondan a las necesidades detectadas a muy corto plazo, pero que puedan ser enlazadas a posteriori con las herramientas de gestión de la información disponibles.

Una vez cubiertas las necesidades a corto plazo, se ha de trabajar en la integración de todo lo diseñado con las fuentes de datos del departamento.

El conocimiento que posee Ingartek en la gestión de la información de los distintos sistemas de transporte, combinado con el uso de técnicas de Big Data para el tratamiento de toda esa información ha representado un pilar básico para llevar a cabo esta asistencia en la gestión del transporte público en tiempos de crisis.