Las ciudades magnéticas. Su análisis. Factores. | Ingartek Consulting
3857
post-template-default,single,single-post,postid-3857,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Las ciudades magnéticas

Las ciudades magnéticas

La importancia de las ciudades en la economía y desarrollo es creciente, en la actualidad, en Europa el 71% de la población vive en áreas metropolitanas,  esta hegemonía no parece sino tender a consolidarse ya que las predicciones indican que cada vez mayor número de personas se desplazará a las mismas. Pero la hegemonía de lo urbano no sólo se puede medir en términos cuantitativos, hace años que la sociología detectó que la dicotomía urbano-rural se difuminaba progresivamente hasta el punto en el  que el modo de vida rural está quedando relegado a un lugar anecdótico, folclórico y en muchos casos sostenido gracias a la generación espacios de ocio y desconexión para los urbanitas. La ciudad puede ser considerada como uno de los grandes vencedores de la modernidad.

Pero la ciudad es una realidad genérica con enorme diversidad de variantes y con mayor o menor capacidad para la atracción de personas, dinamismo y actividad…   entonces ¿Cuáles son sus polos de atracción sobre los que gira su campo magnético? ¿Cuáles son los factores que convierten a las ciudades en magnéticas? Un estudio llevado a cabo por el Banco Mundial  basado en las Áreas Urbanas Funcionales (AUFs) de Rumanía (la economía de la UE que más ha crecido en los últimos años) ha realizado un análisis para descubrir cuáles son estos polos de atracción en los que se puede incidir a la hora de incrementar dinamismo.

  • Tamaño de la Ciudad/AUF

Las grandes ciudades cuentan con una serie de ventajas en muchos ámbitos de actividad y a la hora de generar oportunidades, esto les convierte en un polo de atracción que se retroalimenta. En este  sentido se puede observar como la jerarquía de ciudades dentro de los países apenas varía históricamente, por ejemplo, Nueva York era en 1790 la ciudad más grande de EEUU con 33.000 habitantes, en 2010 la ciudad mantiene su hegemonía y cuenta con 8 millones de habitantes.

  • Proximidad a la densidad.

Las AUFs cercanas a las grandes ciudades tienden a perder inicialmente en el juego del crecimiento económico (aunque los suburbios y las localidades periurbanas prosperan), ya que las personas cualificadas emigran a la ciudad más grande en busca de mejores oportunidades. A medida que la “taza económica” de la ciudad más grande se llena (es decir, a medida que los costos aumentan en la ciudad más grande), los beneficios comienzan a derramarse en las ciudades más pequeñas cercanas a las mismas, por ello, muchas municipalidades pueden aprovechar estos efectos derrame y adelantarse a sus competidoras.

  • Proximidad a los mercados.

La proximidad a los mercados es un elemento muy relevante, las ciudades más pequeñas pero estratégicamente localizadas, muestran mejores ratios de crecimiento así como de personas que las más alejadas.

  • Universidades.

Por lo general, las ciudades con universidades también han sido las más exitosas en atraer a la gente. Las universidades ofrecen una ventaja única a las ciudades que las albergan ya que generan  un suministro continuo y constante de gente joven y bien educada.

Sí además la ciudad es capaz de dar una salida laboral a las personas que estudian en sus universidades, el éxito está servido. Muchos de los estudiantes que se gradúan de las universidades deciden quedarse en la ciudad si las oportunidades de empleo adecuadas están disponibles. Para una ciudad tener un flujo de gente joven y cualificada es crítico, particularmente en un ambiente de declive demográfico. Este dato si tenemos en cuenta las proyecciones demográficas del País Vasco es valorarlo con detenimiento.

  • Estructura/Tejido Económico.

Las ciudades con una mayor participación en los sectores de alto valor añadido se comportan mejor que las ciudades con una proporción baja en estos sectores. A medida que las ciudades crecen, también lo hace el costo de vida, y sin sectores económicos con salarios elevados, el crecimiento de la ciudad se bloquea. En general, las ciudades con mayor participación en los sectores de servicios de alto valor agregado, obtienen mejores resultados que aquellas de base manufacturera.

  • El peso del sector privado

El peso del sector privado es otro elemento que atrae personas y que genera dinamismo, esto en cierto sentido puede resultar obvio pero no está de más recordarlo a aquellas municipalidades / regiones que basan su actividad en el sector público (a todos nos viene alguna a la mente).

  • Calidad de vida.

Muchas personas se dan una importancia central a la calidad de vida en particular las más cualificadas que tienen la mayor movilidad y que pueden elegir entre ciudades diferentes. Las ciudades con una sociedad civil activa, espacios verdes, equipamientos deportivos, espacios de esparcimiento, buenas comunicaciones, una buena vida nocturna, oportunidades de ocio,  son un mayor polo de atracción que el resto. Otro elemento clave es que para la mayoría de las personas la calidad de vida significa convivir con personas con ideas afines. Por lo tanto, personas cualificadas por lo general se mueven a lugares con una gran masa crítica de otras personas cualificadas.

Estos son los 7 vectores sobre los que se sostiene el magnetismo (principalmente económico) de una ciudad, seguro que cada lector echa de menos o matizaría algún factor, yo por ejemplo añadiría uno que puede ser considerado transversal pero que creo que cada vez va a tener mayor peso en el desarrollo de las ciudades, el nivel de internacionalización de la ciudad. Su capacidad  de participar en redes internacionales (que sean de provecho), y conectar a sus ciudadanos con otros espacios internacionales de conocimiento, trabajo e intercambio. Creo que en la economía del conocimiento globalizada este elemento puede ser clave a la hora de impulsar el desarrollo.

El análisis de las ciudades magnéticas parece interesante porque ofrece un elenco de elementos clave a la hora de plantearse los aspectos que impulsan las ciudades. Por ejemplo un elemento sobre el que resulta más fácil trabajar para las ciudades intermedias es el de la calidad de vida, o la mejor conexión con las universidades… frente a las ventajas con las que cuentan las ciudades primarias. A menudo desde múltiples municipalidades, vemos la repetición de fórmulas y de ideas que tratan de impulsar a la ciudad, por ello,  ampliar el espectro de elementos de análisis permita a las ciudades afrontar caminos propios, pero también compartidos con otras municipalidades, (no olvidemos que las AUFs incluyen a más de un municipio) en base a estrategias más consistentes.



¿Tienes un proyecto o idea? Contáctanos...



(*) Acepto los términos y condiciones de uso sitio web

(*) Campos necesarios