El estudio de tráfico y tendencias de movilidad humana del mañana

El estudio de tráfico y tendencias de movilidad humana del mañana

Los estudios de tráfico y tendencias de movilidad humana dependerán cada día más de la tecnología que de los medios físicos. El IoT o Internet de las cosas, IA o Inteligencia Artificial y Big Data o análisis de datos masivos son tan solo algunos de los términos que se están implantando en la sociedad actual. ¿Cómo están influyendo estos cambios a la forma en la que se mueven las personas y cómo lo harán en el futuro?

El futuro del estudio de tráfico y tendencias de movilidad humana

La smart city  ya es una realidad. Algunas capitales, como Londres, New York o París, son ejemplos perfectos de planificación urbana adaptada a las nuevas tecnologías. Están utilizándolas para gestionar la recogida de las basuras según la demanda existente, para controlar los índices de contaminación o para adaptar el transporte público en tiempo real, entre otras.

Estos avances tecnológicos también son utilizados para el estudio de tráfico y tendencias de movilidad humana en determinadas áreas. Los datos permiten tomar medidas inmediatas, como la intervención de reguladores de la movilidad. También sirven para cambios a largo plazo como el diseño de nuevas vías, el refuerzo en las líneas de transporte público, la peatonalización de calles para una movilidad urbana sostenible o cambios en los recorridos.

Herramientas para el estudio de tráfico y movilidad humana

Para conseguir todos los datos necesarios se realizan estudios de tráfico basados en diferentes sistemas que actúan conjuntamente. Algunos son totalmente electrónicos y otros requieren la colaboración de los usuarios de la tecnología. La suma de todas estas herramientas muestra datos precisos que se pueden utilizar en la mejora de la movilidad.

  • Sensores. Por medio de sensores se puede realizar un análisis detallado de ciertas condiciones, como la polución, la densidad o las condiciones atmosféricas, entre otros.
  • Información de usuarios. La interacción con los usuarios es otro de los grandes avances tecnológicos en el estudio del tráfico y la movilidad. La información que aportan sobre las incidencias en carretera y la densidad circulatoria, así como los aforos en el espacio urbano transitable, son muy útiles para ubicar reguladores o diseñar nuevas estrategias de tránsito.
  • Cámaras. La confirmación visual de los datos es fundamental para conocer las causas de las incidencias. Así se solventa con mayor precisión cualquier problem recurrente.
  • GPS. El GPS muestra las tendencias en la movilidad en tiempo real, tanto en el tránsito de vehículos como de peatones.

Sin lugar a dudas, el futuro en el estudio de tráfico y tendencias de movilidad humana depende cada vez más de la trasmisión de los datos volcados a Internet. El análisis de estos es básico para la elaboración de programas orientados al diseño de las ciudades, la optimización del transporte público o la gestión de empresas privadas. En Ingartek utilizamos toda esta tecnología para conseguir ciudades, empresas y carreteras más eficientes y sostenibles.