Datos sobre las nuevas formas de movilidad

Datos sobre las nuevas formas de movilidad

Las nuevas formas de movilidad están cambiando drásticamente a nivel mundial. A medida que las ciudades crecen en número de habitantes surgen novedosas maneras de desplazarse. Con estas se intentan controlar los niveles de contaminación y el colapso de las vías de circulación. Analizaremos algunas de las alternativas que están en funcionamiento en nuestro país y cuál está siendo su acogida.

Las nuevas formas de movilidad

Cada vez son más los españoles que utilizan nuevas formas de movilidad para desplazarse dentro de las ciudades. Pero, ¿qué son estas nuevas formas de movilidad? La respuesta es todo aquel medio de transporte público o privado que ayuda a reducir la contaminación y mejora la eficiencia a la hora de circular por la ciudad.

Algunos de los medios que forman parte de la movilidad sostenible son los vehículos eléctricos e impulsados por combustibles respetuosos con el medio ambiente. Reducen notablemente la contaminación por emisión de gases y, en la mayoría de los casos, también combaten la contaminación sonora.

Otra de las nuevas formas de movilidad son los sistemas que favorecen la circulación. Por ejemplo, los vehículos compartidos o el carsharing. En algunos casos tan solo hay que localizar un vehículo en el núcleo urbano que se dejará aparcado en otro lugar al finalizar el servicio. En otros hay puntos establecidos para la recogida y entrega, lo cual depende en gran manera de si es coche, moto, bicicleta…

Según los estudios de movilidad y tráfico del Instituto Superior de Internet (ISDI), un 35 % de la población utiliza uno de estos medios para moverse a diario. Lo más extendido es la utilización de vehículos propios con combustibles sostenibles, con los que se va desde el domicilio al puesto de trabajo.

En los núcleos urbanos, el uso de bicicleta o monopatín eléctrico compartido gana cada vez más usuarios. Estos se suman a los 400.000 clientes registrados en España como usuarios de vehículos compartidos, según la Asociación Española de Car Sharing (AEC). En total un 2,5 % de los conductores utilizan mayoritariamente este tipo de transporte en áreas urbanas de medianas y grandes ciudades.

La regeneración urbana en materia de transporte es un hecho. En esta influye la concienciación de la población y la intervención de los gobiernos. Mientras tanto, los expertos en ingeniería de movilidad analizan nuevas formas de potenciar el transporte público urbano sostenible, el uso de vehículos no contaminantes y el uso de vehículo compartido.