Cambio de movilidad en las ciudades por COVID-19

Cambio de movilidad en las ciudades por COVID-19

La pandemia del COVID-19 está generando un cambio de movilidad en las ciudades. Las autoridades sanitarias y gubernamentales están estableciendo una serie de modificaciones que afectarán la forma de desplazarse por la ciudad por un largo espacio de tiempo. Te hablamos de los posibles cambios.

¿Por qué conllevará el COVID-19 un cambio de movilidad en las ciudades?

El principal cambio de movilidad en las ciudades por causa del COVID-19 se verá reflejado en el transporte público. Para mantener la distancia social se han suspendido grandes eventos y se mantienen cerrados algunos espacios con gran afluencia de personas. Esto reducirá el uso del transporte público y privado en fines de semana o en días festivos. Pero ¿qué ocurrirá en el día a día?

Millones personas utilizan el transporte público a diario, para desplazarse al trabajo, para ir a estudiar o para realizar cualquier otra actividad. En grandes ciudades era común ver grandes aglomeraciones de personas esperando en las paradas o estaciones. A partir de ahora habrá un control para evitar que eso ocurra, al menos hasta que aparezca un tratamiento o vacuna eficaz contra el virus.

¿Qué cambios de movilidad se esperan tras el confinamiento?

Las nuevas medidas de distanciamiento social pueden traer un importante cambio de movilidad en las ciudades. Existen dos grandes problemas que pueden influir en la movilidad; el distanciamiento social y el uso del transporte privado. Ambos requieren importantes reformas en la manera de moverse.

Mantener la distancia social en una ciudad es muy difícil, especialmente en aquellas que superan el medio millón de habitantes. Es previsible que se lleve a cabo una limitación al número de pasajeros que entren en el transporte público, por lo que será necesario planificar nuevos horarios y tal vez incrementar algunas frecuencias en determinados momentos. Esto supondrá nuevos estudios en la movilidad.

Otro problema puede ser la decisión de que muchos usuarios cambien el transporte público por el privado. Esto supondría un incremento considerable en la densidad del tráfico, lo que formaría atascos, aumentaría los tiempos de desplazamiento y dispararía la contaminación.

¿Cómo afrontar el cambio de movilidad en las ciudades?

Para afrontar el cambio de movilidad que requerirán las nuevas medidas por COVID-19, será necesario acudir a consultoras de movilidad y transporte. Más que nunca, será necesario planificar el transporte público, el transporte privado y todas las alternativas posibles.

Algunas de las opciones que más pueden contribuir a disminuir el colapso en las ciudades es la concienciación. El uso de alternativas como la bicicleta, el patinete eléctrico o caminar, pueden ser muy beneficiosas para reducir los problemas derivados de la vuelta a la rutina.

En Ingartek somos expertos en movilidad urbana y realizamos planes estratégicos para gestionar el transporte y la movilidad.  ¡Ponte en contacto con nosotros para más información!